jueves, marzo 29, 2007

La más dulce

Es morena, de oscuro y voluptuoso cuerpo. Casi siempre me espera en casa. Se esconde tras una puerta como jugando al escóndite, como si fuese un niño pequeño quien cierra los ojos pensando que, al no ver él, nadie lo verá.

Quisiera no encontrarla. Sé dónde está y preferiría que no estuviera allí. Pero ella me llama, sí, grita tan alto que no puedo ignorar su presencia. Soy como un marino tapándose los oídos para no oír los cantos de sirena, pero no puedo, y siempre me estrelló contra las rocas, contra sus oscuras y dulces rocas.

Cuando me atrapa, disfruto tanto que tardo horas en dejarla. La recorro lenta y pausadamente, antes de llevármela a la boca. Saboreo su voluptuoso cuerpo y me relamo. Soy un vicioso y ella lo sabe.

Prometo parar tras cada vez, pero no puedo. La miro y ella me observa desde una complacencia tan absoluta como desgarradora, sabiéndose ganadora, dueña de la situación. Sabe que soy un adicto y me sonríe cínica, mostrando sus virtudes mientras me arrastro a sus pies, pidiendo más.

Me domina. Sigo recorriendo su cuerpo, una y otra vez, durante horas. No me canso, porque su sabor empalaga sin hartar. Nunca tengo bastante. Ella se va poco a poco, dejando pequeñas señales sobre el cristal para que pueda seguirla, buscarla enajenado. Y yo paro, un rato, pero en cuanto recuerdo su sabor, vuelvo a caer, y así hasta el infinito...

Sí, es morena, pero también la más dulce, la nutella. Soy adicto a la nutella.

4 comentarios:

Tanty dijo...

Javi, deja en paz a mi Nutella ¡¡¡ya!!!

XDDDDDDDDDDDDDDDDD

Firmado: Plataforma por la liberación de la Nutella oprimida.

Rudolph Hilter dijo...

X-DDDDD Un articulo sublime!

javivázquez dijo...

Hey!,

tanty: no te preocupes por la liberación de la Nutella oprimida, estoy en ello... Además, a ella le gusta tanto como a mí ;)

rudolph: gracias tío!

javi

plasticmachine dijo...

Lo tuyo es mas bien vicio....
y doy fe!!