jueves, agosto 27, 2009

Pau, ese dedico te lo vamos a curar...

Habíamos conseguido traer a Zaragoza a la, posiblemente, mejor fisio-especialista en dedos del mundo. Queríamos intercambiar sus servicios a cambio de una camiseta de Pau Gasol, pero no pudo ser...

Sólo logramos unos segundos de prime-time televisivo en laSexta, con el Sr. Juruen de acompañante de excepción de nuestra rubia y silenciosa amiga. Yo la sostenía.

¿Por qué queríamos una camiseta de Pau Gasol y no de cualquier otro?
* Primero: es el mejor jugador de basket español de la historia.
* Segundo, y más importante: Pau no podía jugar (por un dedo lesionado), así que su camiseta no estaría sudada.

Tuvimos 2 partidos. Vestimos a nuestra amiga de roja camiseta, lo suficientemente ligera para esquivar el justiciero calor de Mañolandia, pero cubriendo sus voluminosos y llamativos atributos de muñeca hinchable rubia que brilla en la oscuridad (o eso decía la caja ;)).

Nos pidieron la invitación de la rubia en la entrada, pero tras facilitarle su teléfono a los guardias de seguridad, pasó gratis. "Se llama Trinity", les dije. A mí me cobraron, para que luego hablen de la igualdad entre los sexos...

Habíamos exprimido nuestros cerebros, durante unos 23 segundos, para encontrar las frases adecuadas y así conseguir la atención de las cámaras. Queríamos salir en el vídeo-marcador y conquistar a Pau.

Escribimos lo siguiente:
* "Pau, ese dedico (nótese el "co" maño) te lo vamos a curar".
* "Una camiseta nos tienes que dar".
* Y para esgrimir con simpatía una vez que se acercase a nosotros: "2 tetas x 2 camisetas" :)

Los ojos, rubia cabellera y, sobre todo, hábiles manos de nuestra explosiva amiga, lo habrían conseguido. Tantas semanas concentrado, compartiendo habitación con algún otro grandullón de 2 metros... Terreno abonado para Trinity.

Sin embargo, para aquellos que no lo sepáis: el Pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza no tiene vídeo-marcador... No hay grandes pantallas donde salir dándose el beso de rigor con la muñeca hinchable más atractiva del pabellón...

Intentando sortear ese primer contratiempo, el segundo día apostamos por un mosaico humano. Una letra y/o flecha en cada folio:
* Arriba "P-A-U"
* En medio: "->" Trinity y los carteles originales "<-"
* Abajo "A-Q-U-Í"

Convencer a los espectadores vecinos no fue difícil: a algunos les prometimos el peine de Montes, a otros la fama televisiva y, a los más, el teléfono de Trinity.

Montamos un mosaico con ~10 personas (incluyendo 2 impresentables, con gorra y rastas respectivamente), mostrándolo en perfecta sincronía las 3 primeras ocasiones de tiros libres de Polonia. Pero Pau no nos vió...

Tras plantearns enviar a Trinity sobre la masa humana, cual paloma mensajera, con una nota en su plástico orifio bucal, desistimos, al no poder vencer al miedo a perderla para siempre.

LaSexta, sin embargo, enfocó en la segunda parte a nuestra amiga, al Sr. Juruen y el mensaje de 2 folios originales -siguiendo el plan D (o era el E?)-, pegados con celo a sus turgentes pechos.

Pau, la próxima, en L.A.

1 comentario:

KI dijo...

jajaja esa rubia es efectiva:P

Exitos javivázquez